limpieza de bayetas y estropajos

Cómo deshacerse del mal olor en bayetas y estropajos

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Algo que de normal acostumbra a traer de cabeza a quienes se hacen cargo de la limpieza de sus oficinas es el mal olor en gamuzas y estropajos. Teniendo en cuenta también que están en contacto diariamente con gérmenes y bacterias. No es de extrañar que, con el tiempo, terminan quedándose adheridas a ellas olores bastante desapacibles.

¿Deseas aprender a librarte de ellos?

Claves para librarte de los malos olores

La prevención y la limpieza es lo esencial en estos casos. Para eludir el mal olor en gamuzas y estropajos, lo mejor que puedes hacer es utilizar una gamuza para cada cosa. O sea, una para adecentar la superficie de los baños, otra para los muebles de la oficina y otra para secar . Así evitarás que en seguida aparezcan olores y que estos se vayan pasando de un sitio a otro.

Una bayeta para cada caso

En el momento en que hayas incorporado este nuevo hábito. Es importante que te acostumbres a separar las gamuzas conforme su función. Es hora de conocer cuáles son los trucos de limpieza que puedes aplicar para librarte de los malos olores en tus estropajos y gamuzas.

Trucos de limpieza para eludir el mal olor en gamuzas y estropajos

El primero de todos, y el más lógico, es lavar y  adecentar tus herramientas después de su uso. Las gamuzas puedes lavarlas co agua caliente porponer un ejemplo (Claro si dispones de ella en tu oficina). Con esto logras una limpieza muy profunda y eficaz. Puedes efectuarlo cada vez que los uses.

Hervir la gamuza y estropajo

Si tu oficina dispone de una cocina -comedor hay otra alternativa muy eficaz que es poner a hervir la gamuza y el estropajo en una olla o bien cazo con agua. Cuando el agua ya esté muy caliente puedes incorporar una cucharada de limpiador y dejar la gamuza cinco minutos al calor.

Después solo hay que aclararla de forma cuidadosa y ponerla a secar. Se trata de un truco muy efectivo mas, quizá, algo complicado en tanto que implica manchar cacerolas. De ahí que, el último truco es más práctico si bien sólo sirve para la gamuza.

Agua templada y lejía

Este último truco de limpieza consiste en coger la gamuza y ponerla en el fregadero con agua templada, una gota de lejía . Se deja a lo largo de cuando menos una hora y después se aclara y se pone a tender. Si la gamuza tiene mucha grasa, puedes incorporar asimismo unas gotas de limón.

Conclusión

Si prosigues estos trucos vas a poder librarte ciertamente del mal olor en gamuzas y estropajos. Ahora bien, en cualquiera de los casos, habrás de ser incesante y efectuar la limpieza una vez a la semana. Apreciarás velozmente los resultados.

PRESUPUESTO

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otros artículos

Deja un comentario