Oficina Lun-Vie: 8:30 - 18:30

96 113 54 46

fregona

¿Conoces la historia de la fregona?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Pocos inventos han sido, en apariencia tan simples, pero tan contundentes como la propia fregona. De hecho, y luego lo expondremos con más detalle. Después de su creación y respecto a otros aparatos de limpieza, poca ha sido su evolución.

Sin duda estamos ante uno de los inventos mas simples pero mas usados hoy en día por las empresas de limpieza.

La vida antes de la fregona

fregonaAntes de existir la fregona, hablamos de antes del año 1900, la única forma de limpiar el suelo era de rodillas y ‘con el trasero en alto’, como explicaba Jalón, el creador de la fregona tal y como la conocemos en España.
Sobre todo sufrían los soldados del servicio militar. Estos eran obligados a limpiar el suelo de esta manera cuando eran arrestados como castigo, por la complejidad y el esfuerzo que requería la tarea. Evidentemente, como era una labor bastante compleja, sólo podían esperarse dos cosas. Una de ellas que no se realizara con la regularidad necesaria y que cuando hubiese que llevarla a cabo, se necesitasen varias horas y mucho sacrificio.
Se puede concluir que la vida sin la fregona era un pequeño calvario. La limpieza del suelo era algo que todos evitaban.

Quien la creó

A lo largo de la historia hay muchas referencias a aparatos parecidos a lo que hoy conocemos como fregona. En el año 1946, por ejemplo, se registra el primer uso conocido. Esta claro que era un útil parecido a la fregona que se usaba para limpiar las cubiertas de los barcos ingleses. Sin embargo, la fregona, tal cual podemos apreciarla hoy en cualquier hogar, es mérito de un señor español llamado Manuel Jalón Corominas que era ingeniero del Ejército del Aire español.

Cómo se creó

Jalón,  realizó un viaje a los Estados Unidos con el objetivo de estudiar cómo gestionaba el servicio militar americano. Tenía que estudiar las tareas de mantenimiento de los primeros aviones a reacción F-86 Sabre que España había adquirido. Allí observó cómo los militares fregaban el suelo con unos elementos parecidos a lo que hoy entendemos como fregona.
Estas herramientas eran como una especie de mopas o mochos elaborados con tiras de algodón que recogían el agua. Se escurrían en unos cubos metálicos mediante un sistema de rodillos. Jalón guardó bien esta idea en su memoria. Cuando llegó a España, comenzó a elaborar las primeras unidades inspiradas en este modelo estadounidense.

Así evolucionó la fregona

Estas primeras unidades se bautizaron como aparatos lavasuelos y así fueron llamadas hasta que Enrique Falcón Morellón, un representante de accesorios de automóvil de la época, realizó un pedido utilizando el nombre de fregonas.

A partir de este momento, la fregona fue evolucionando. Se pasó del modelo metálico al modelo de plástico. Y del sistema de rodillos para escurrir, al escurridor más frecuente en la actualidad.

Se podría decir que los cambios más significativos que ha sufrido la fregona desde esta comercialización en plástico son los que están relacionados con el material de absorción de la propia fregona (hoy en días las de microfibras se presentan como las más avanzadas) y las relacionadas al sistema del escurridor pues ahora, a diferencia de los escurridores inmóviles, también hay algunos que se cierran cuando presionamos para obtener resultados con menos esfuerzo

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otros artículos